Mantenimiento piscina comunitaria

Adiferencia de las piscinas particulares, las piscinas comunitarias son visitadas por mucha más gente y están sometidas a más normativas y controles. Toda comunidad de vecinos ha de cumplir una serie de normativas como por ejemplo tener un cartel con las normas de convivencia de la piscina, tener un número determinado de salvidas disponibles en la piscina, tener información de los productos químicos que se están utilizando, realizar controles del estado del agua períodicos y publicar los resultados, etc.

En muchas ocasiones, la única manera de tener la piscina en condiciones de uso es ampliar el número de visitas que se realizan para realizar la limpieza y control del vaso y sistema de depuración. En ocasiones es necesario pasar una vez al día por la instalación.

Las piscinas con mayor aforo, suelo tener unos horarios de inicio y de fin de acceso a la piscina, siendo esta la única manera de asegurar unas horas de recuperación de la calidad del agua mediante el normal proceso de depuración y cloración automática del agua.

Cliente:
CP Badalona
Fecha:
Diciembre 2, 2019
Categoria:
Mantenimiento de piscinas
¿Cómo funciona?

El mantenimiento de piscinas particulares y comunitarias tiene los mismos puntos de control, con la diferencia que en las comunidades de vecinos se necesita más tiempo para poder realizar las mismas tareas. El hecho de que el aforo sea mucho mayor y que normalmente las superficies de las piscinas son mayores, hace que se tenga que dedicar más tiempo tanto a la limpieza como a la inspección de los sistemas de filtración que también suelen ser más grandes y con más automatísmos.

Será el operario responsable del mantenimiento de la piscina quien en cada visita decidirá donde focalizar el tiempo que dure el mantenimiento de forma que en unas ocasiones dedicará más tiempo en el limpiado del fondo de la piscina y en otras se centrará a hacer lavados de los sistemas de filtración o de la linea de flotación que tanto sufré en época de baño debido al uso de las cremas solares.

Trabajos

A continuación, alguno de los puntos que se revisan en cada vasita a las instalaciones de los clientes:

  • Comprobación del estado del agua midiendo el cloro y Ph.
  • Rectificación del cloro y ph, utilizando productos químicos apropiados, cuando sea necesario.
  • Revisión general de la instalación:
    • Componentes eléctricos:
      • Bombas
      • Automatismos
      • Cuadro eléctrico
      • Programadores
    • Otros elementos:
      • Nivel de presión de los manómetros.
      • Nivel del agua
      • Posibles fugas visibles en las tuberías que estén al descubierto
      • Estado de los filtros
    • Limpieza del fondo de la piscina utilizando aspiración del agua mediante un limpiafondos.
    • Retirada de las hojas y suciedad de la superficie con una red.
    • Limpieza de las paredes con un cepillo (cuando sea necesario).
    • Limpieza de los skimmers extrayendo las cestas y eliminando residuos (cuando sea necesario).
    • Limpieza del cesto de la bomba (cuando sea necesario).
    • Realización de un lavado del filtro (cuando sea necesario).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *